NOTICIAS

Myconativa y Viña Concha y Toro: Un ejemplo de la relación virtuosa entre ciencia y empresa

El pasado jueves 3 de junio, luego de años de trabajo conjunto, se llevó a cabo la ceremonia de firma de contrato entre Myconativa, startup de la Universidad de la Frontera y Viña Concha y Toro con el apoyo y acompañamiento de HUBTEC. Hecho que marca un hito para la ciencia chilena ya que este acuerdo permitirá el desarrollo de nuevas aplicaciones y escalamiento de la tecnología hacia otros sectores productivos de la agricultura sustentable a nivel global.

 

La crisis climática mundial y la escasez hídrica que afecta a Chile por más de una década,  presentan nuevos desafíos para la agricultura, donde se deben tomar rápidas acciones de mitigación y adaptación en el escenario actual, fundamentales para mantener el rendimiento de los cultivos, conservar los suelos sanos, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y cumplir con los estándares internacionales de exportación. 

 

Myconativa, creada por Paula Aguilera Ñonquepan, agrónoma y Doctora en Ciencias de Recursos Naturales, junto a su equipo de investigación se plantearon lo anterior como un problema grave a resolver y desarrollaron una tecnología en base a micorrizas, cepas de hongos que ayudan a las plantas a absorber más agua y mayor cantidad de nutrientes, favoreciendo su crecimiento. Esta tecnología optimiza la nutrición de los cultivos, generando soluciones biotecnológicas y transfiriendo conocimiento científico hacia la industria de la agricultura.

 

La alianza entre Myconativa y la viña es desarrollar una “planta 2.0”, es decir libres de enfermedades que sean capaces de defenderse en las condiciones de campo. Por lo que el refuerzo biológico de las micorrizas puede ser una especie de vacuna que induzca la defensa de la planta. Además, estos bioproductos ayudan a cumplir las exigencias de los mercados internacionales, especialmente en la Unión Europea donde piden una disminución de entre un 40% y 50% de los residuos químicos en los vinos.  

 

La formalización de este vínculo entre ciencia y empresa, es un ejemplo de que el trabajo conjunto y colaborativo entre ambos sectores, genera impactos significativos tanto para la industria, para la ciencia y para el desarrollo del país.

 

En esta oportunidad contamos con la presencia de Rafael Guilisasti, vice presidente de Viña Concha y Toro, Rodrigo Navia, vicerrector de investigación y post grado de la Universidad de la Frontera, Miguel Sifri, presidente de HUBTEC, autoridades del MCTCI y ANID, entre otros.

 

“Los problemas que tienen que ver con la generación de nuevos modelos de agricultura sustentable, desafían profundamente la viabilidad de las empresas. Este es un muy buen ejemplo de que el ecosistema de innovación ha podido funcionar. Nuestro espíritu es poder articular hacia un objetivo de transformación agro industrial y para eso es que nuestro desafío está en fortalecer el ecosistema de innovación.” Rafael Guilisasti, vicepresidente Viña Concha y Toro.

 

“La formación científica no debe ser sólo para la academia sino también para el mundo productivo, emprender, para el mundo público y ahí es donde debemos insertar a nuestros graduados de doctorados. Nosotros como universidad llevamos años trabajando e impulsando la innovación en la misma institución, para que estudiantes y académicos entiendan que lo que hacen, tenga impacto en el territorio” Rodrigo Navia, vicerrector de investigación y post grado, Universidad de la Frontera.

 

“Este es un caso claro de colaboración efectiva academia, industria, emprendimiento, debemos aumentar la masa crítica para poder promover en el mundo que Chile es un gran productor de ciencia. En HUBTEC vemos la calidad de la ciencia que se desarrolla en las universidades y creo que esta es la manera correcta para que la ciencia chilena vaya ganando terreno en el mundo” Miguel Sifri, presidente de HUBTEC.

 

“Uno de los aspectos relevantes a considerar, es que la transferencia de conocimiento es un proceso complejo que requiere abordar múltiples talentos y dimensiones en forma sincronizada y colaborativa. Sin duda la ciencia puede diversificar nuestra economía, mejorar la calidad de vida de las personas y cuidar el medio ambiente. Para ello estamos articulado varias relaciones virtuosas entre la academia y las empresas para promover el I+D+i a nivel nacional, pero con miras a sacar los emprendimientos hacia el mundo” Ignacio Merino, director ejecutivo de HUBTEC.

 

“Los privados deben atreverse a hacer I+D+i en la búsqueda de soluciones tecnologías de problemas productivos, comprendiendo que la ciencia nacional debe tomar mayor protagonismo para acelerar los avances tecnológicos, ayudando así a generar impacto en la sociedad con el desarrollo de nuevas soluciones”. Felipe Gainza, líder de I+D+i en Biología Molecular, Centro de Innovación Viña Concha y Toro.

 

“Este trabajo requiere de equipos multidisciplinarios, de mucha gestión. HUBTEC ha sido muy importante para nosotros porque está a un nivel mucho más avanzado, es como un organismo que acelera esta unión para poder concretar acciones” Paula Aguilera fundadora de Myconativa.

 

Te invitamos a conocer el modelo de vinculación efectiva que permitió la celebración de este contrato: Revisa aquí la nota realizada por CNN